Historia del cordwainer.

El término “cordwainer” es un Anglicanismo procedente de la palabra francesa “cordonnier”, y que significa zapatero, fue introducido en el idioma Inglés después de la invasión normanda en 1066. La palabra se deriva de la ciudad de Córdoba, en el sur de España, un bastión de los poderosos omeya Kalifs hasta su caída en el siglo 12. Los Moros de Córdoba eran especialistas en la Edad Media en el arte de la platería y la producción de cuero Cordován, llamado “cordwain” en Inglaterra. Originalmente hecha de la piel de la cabra Musoli, a continuación, se encontró en Córcega, Cerdeña, y en otros lugares.
Este cuero era tratado con “alum”, un compuesto astringente sin color que es un sulfato doble de aluminio hidratado y potasio, que se utiliza con fines medicinales en la solución y en el teñido y curtido de pieles y además era un método supuestamente conocido sólo por los moros. Los Cruzados llevaron a Inglaterra un gran botín y éste incluía el cuero más fino que los zapateros ingleses jamás habían visto. Poco a poco Cordován, o el cuero cordobés se convirtió en el material más demandado por los mejores fabricantes o artesanos del calzado en toda Europa.

El término zapatero en Inglés aparece por primera vez en 1100. Desde esta fecha el término Cordován, o el cuero cordobán, se ha aplicado a varios tipos de cuero. El cordobán es el curtido vegetal de la piel del anca de potro o caballo y se utiliza sólo para los zapatos de la más alta calidad, tal y como lo hacían los zapateros de la Edad Media.

Desde la Edad Media el término “cordwainer” ha sido seleccionado por los zapateros y utilizado libremente. Por lo general, este término se refiere a un determinad tipo de bota y a los zapateros. La primera hermandad en Inglaterra y que se llamaban cordwainers fue fundada en Oxford en 1131. El término “Cordwainers” fue también elegido por los zapateros de Londres, que se organizaron en gremio antes de 1160, así, el Gremio de Cordwainers ha utilizado este título desde que recibió sus primeras ordenanzas en 1272.

Primeros Cordwainers en América

Los primeros “cordwainers” ingléses, o zapateros, aterrizaron en Jamestown, Virginia, fue en 1607, el primer asentamiento permanente de Ingléses en este continente desde que se inició la expansión en el exterior de los pueblos de habla Inglés, el primer puesto de avanzada del Imperio Británico y los primeros inicios de los Estados Unidos de América .. El capitán John Smith fue o habñia sido un zapatero, aunque esto es poco probable. Esta aventura histórica de la colonización fue apoyado en parte por las inversiones realizadas por los cordwainers Londres.
Zapateros, curtidores, y otros comerciantes llegaron a Jamestown en 1610, y el secretario de Virginia registraron e iniciaron los comercios florecientes allí alrededor de 1616. El primer zapatero Inglés al llegar a América, cuyo nombre se ha conservado, fue Christopher Nelme, que zarpó de Bristol , Inglaterra y llegó a Virginia en 1619. Casi un año más tarde, los primeros colonos Peregrinos desembarcaron en Massachusetts. Los primeros fabricantes de calzado que siguieron el comercio no llegaron hasta 1629.
“Cordwainer” no “zapateros”.

Una diferencia preservada por “cordwainers” desde los primeros tiempos fue; que un zapatero sólo funcionaba con cuero nuevo, mientras que un zapatero trabaja con el viejo. Los Zapateros han sido siempre asociados a los talleres de reparación, con frecuencia prohibidos por la ley de la fabricación de calzado. Los zapateros recogían el calzado desgastado, lo cortaban y reacondicionar los zapatos baratos del todo, recuperando las formas del cuero. Los zapateros llevan asociados con los “cordwainers” desde la Edad Media. En el siglo 16 de Londres, los cordwainers resuelven sus conflictos con los zapateros de esa ciudad, colocándolos bajo la autoridad del gremio de los cordwainers ‘, por lo que se fusiónan con ellos.
Los zapateros siempre se han organizado y han mostrado una clara preferencia por el título “cordwainer” , conscientes de la distinguida historia y la tradición que transmite. “cordwainer” no son ajenos a ella. La generación actual de arranque y zapateros incluye un creciente número de comerciantes y trabajadoras especializadas, que habiendo elaboradas en gran técnicas tradicionales cosidos a mano complementados con máquinas simples, continúan practicando habilidades establecidas hace siglos. A la vista de la disminución de la producción de calzado nacional, fácilmente se puede decir que el futuro de este comercio establece en su pasado, y está siendo asegurado por los cordwainers

Reparacion zapatos Sebago.

Esto es una reparación de las más complicadas que se puedan hacer, es una zapato Sebago con cosido “goodyear” quizás de la gama más alta de esta fábrica.

Para el cliente suponía un gran problema, el zapato estaba con dos puestas, era estrecho y chico y por consiguiente insoportable de llevar, hacía rozaduras en talón y el pie no entraba hasta el fondo, a mí me atraía mas la idea de darle vida a estos zapatos que hacer unos nuevos, así…….que me dispuse a darle solución.

En primer lugar había que desarmarlos completamente.

IMG_3654

 

Aquí véis la mala calidad de contrafuertes y topes; cartón y plástico, entresuelas de poliuretano y suelas vibram mezcladas con poliuretano.

IMG_3655IMG_3656IMG_3657

Extracción del cerco para volver a reutilizarlo.

IMG_3658IMG_3659IMG_3660IMG_3661IMG_3662IMG_3663IMG_3664

Estos zapatos están montados al filo del murete de tela que se pega a la planta, eso significaba que no había “corte” para trabajar, además había que sacar 0.7 0.8 mm mínimo a todo alrededor y  eso en un corte de 1,8 mm…..era prácticamente imposible, el fracaso podía estar servido.

IMG_3688

He omitido la toma de medidas y la preparación de la horma del cliente así como la prueba previa.

En las siguientes tomas puede verse, como una vez preparadas las hormas y las plantas en cuero de cuello de curtición vegetal 100%, el corte no llega, es más, falta mucho más de lo que yo había imaginado…….

IMG_3668IMG_3669IMG_3670

Fijaos bien donde estas los agujeros del montado anterior; pues todo eso tenía que ganar para volver a montarlo…….y debía hacerlo clavando por los mismo agujeros ya que si clavaba por otros sitio corría el riesgo de rajarlo y debilitarlo en exceso……..pero el talón fue lo peor…….ahí no llegaba.

IMG_3671

El corte es de una calidad excelente, ternera engrasada y el forro excepcional en vacuno.

IMG_3673

Otro enorme problema era el talón, si os fijáis con detenimiento, veréis el marcado de altura de la horma, el zapato había sido montado en fábrica por debajo, con lo cual no había margen para sacar lo que faltaba e intentar montarlo por encima, personalmente siempre monto por encima entorno a 0.5 0.6 mm, me gusta que el zapato llegue a su sitio y no de la sensación que la mitad del talón se queda fuera.

IMG_3675

Había que tirar de imaginación y abrir el baúl de las “recetas del abuelo” o dicho literalmente, de las habilidades y conocimientos de maestros  ya desaparecidos.

Preparé los contrafuertes en cuello de suela de 1º curtición vegetal, los preparé y procedí al montado.

IMG_3677IMG_3678IMG_3679IMG_3680

El montado no lo hice sobre sus plantas definitivas, utilicé crupón de suela de 5 mm como planta provisional, si conseguía “voltearlos” tendría muchas posibilidades de salvarlos ya que a ese grueso habría que descontar 2,5 mm y eso me facilitaría llegar al mínimo de montado con garantías, así que, los sumergí en una solución y los deje hasta que quedasen un poco humedos.

Para extraer lo que me faltaba del talón desarmé la tira trasera y los deje “a su aire”

IMG_3682IMG_3684IMG_3692IMG_3694IMG_3695

Una vez llevados a su sitio, había que volver a coser su tira, ya llevada a su sitio y con margen para el montado.

IMG_3685IMG_3686IMG_3687

Complicado añadir los topes, por supuesto en cuello 1º, pero en esa zona había algo más de margen así que no resultó tan complejo.

IMG_3697IMG_3696IMG_3698IMG_3699

No terminaba de verlo claro……..y yo siempre cumplo con mi trabajo……..pero esto……..si no lo conseguía mi deber era proporcionar otros en igual de condiciones y por el precio de la reparación de estos…..así que copié y corte el patrón para hacerle otros y manos a la obra……

IMG_3701IMG_3703IMG_3702

Busqué algo en tono para engrasar y encontré una piel con casi el mismo grosor y de buena calidad, este tipo de pieles es muy utilizada para hacer bolsas de cuero para las herramientas de los encofradores, (tenazas,martillo, clavos…)un poco tosca y menos flexible, pero con garantías.

IMG_3704

Despiece del corte.

IMG_3705IMG_3706IMG_3710IMG_3711IMG_3712

Ahora me encontraba bastante mejor, ya que si no podía arreglarlos saldría del problema y  tendría mi “as” guardado y……¡diablos! realmente quedaban bastante bien.

IMG_3713IMG_3714IMG_3715IMG_3716

El vibo en las traseras….no era de mi agrado los veía algo “bastos” así que les cambié las ojeteras y los dobladillé, ahora si que eran de mi gusto.

IMG_3717IMG_3718IMG_3719

Realmente quedaban bonitos!…….ya puestos…….¿En box-calf negro también deberían quedar?……..manos a la obra…..

IMG_3736IMG_3737IMG_3738

El problema de estos zapatos es que tienen una gran cantidad de trabajo en rebaje,  (yo siempre rebajo a mano con la cuchilla) si no se hace bien los empalmes quedan horrorosos.
IMG_3739IMG_3740IMG_3749IMG_3750IMG_3751IMG_3752IMG_3753IMG_3754IMG_3758IMG_3760IMG_3779IMG_3786IMG_3787
Volvemos a la realidad, ahora toca remangarse y currar de verdad, el empalmillado supone un gran desgaste físico y técnicamente, su ejecución perfecta es muy difícil. Aquí la dificultad aumentaba ya que yo iba a usar el mismo cerco, esto me obligaba a coser por los mismos puntos e intentar no agujerear el corte, algo muy muy complicado.
El comienzo era sustituir las plantas usadas para el montaje provisional y colocar las definitivas ya en proceso de arreglo.
IMG_3720
Sustitución de plantas por las definitivas.
IMG_3721IMG_3722IMG_3723
Empalmillado a mano por los mismos puntos y a 360º.
IMG_3724IMG_3725IMG_3726
Había salvado uno, quizás el mas complicado, ahora quedaba el otro….
IMG_3728IMG_3729IMG_3730IMG_3731
Vamos por él…..
IMG_3732IMG_3733IMG_3734IMG_3735
Bueno! Ahora empezaba a verlo más claro…….
IMG_3741
Colocación de cambras metálicas de acero y rellenos…..
IMG_3744IMG_3745
Colocación de entresuelas……..y listos para puntear a mano! Esto ya era otra cosa………
IMG_3746
IMG_3742IMG_3743IMG_3747
Punteado a mano…..
IMG_3761IMG_3763IMG_3765IMG_3766IMG_3767IMG_3769
Aquí se puede apreciar mejor el punteado a mano……..
IMG_3770IMG_3771IMG_3772IMG_3773
Aquí podéis ver la dificultad que entrañaba reutilizar todo, esto me dejaba sin margen de error, incluso me impedía repasar por algunos sitios ya que el cerco previamente había sido ajustado y repasado en fábrica….pero ya inventariamos algo!…….
IMG_3768
Colocación de suela vibran en micro, realmente desconozco el resultado que dará, pero el zapato será muy ligero. Tacones y colocación de tapa ésta si es de larga duración.
IMG_3774IMG_3775IMG_3776
Aquí……ya tiene buena pinta eh!
IMG_3781
IMG_3783
IMG_3784IMG_3785
El pintado de cantos lo voy a hacer con anhilinas, como antiguamente y el lujado de cantos con agua y palillo.
IMG_3788IMG_3789IMG_3791IMG_3792

 Llegamos al final, ahora ya no son “Sebago”, pero desde luego son unos buenos zapatos a la medida!

IMG_3798IMG_3796

Ahora vamos a pasarle su palillo para igualar los cercos, limpiarlos, engrasarlos y dejarlos listos…….

IMG_3799IMG_3800IMG_3802

Aquí engrasados e hidratados los dejaremos toda la noche, después los limpiaremos y solos cambiaran de color y tono….

IMG_3803IMG_3804IMG_3806IMG_3808IMG_3820IMG_3818IMG_3816IMG_3815IMG_3811IMG_3807

Y por último aquí su dueño con ellos puestos.

IMG_3821

Un saludo a todos.

Gran reparacion de un zapato derby o blucher.

Hace algún tiempo, un buen cliente me trajo sus zapatos para repararlos, presentaban este aspecto., estaban en muy mal estado.

img_2491

img_2485

img_2489

img_2492

En principio era solo un arreglo, pero al desmontarlo una de las palas estaba tocada, así que procedí en consecuencia y estas imágenes muestran el proceso.

Una ves tomadas las medidas y posteriormente habiendo arreglado las hormas, se procede desarmando el zapato, en este caso el box-calf era de una excelente calidad.img_2551

Se sustituyeron también los forros, una vez puesto me daba igual, es mínimo el trabajo.

img_2553

A continuación saque el molde de la trasera para poder cortar el molde de la pala.

img_2557

img_2558

También sustituí la tira trasera, aquí preparada para coserla en la máquina.

img_2561

Mas tarde había que buscar una piel o un resto que encajara con el color de las traseras, afortunadamente había algo bastante parecido, aunque no igual.

img_2555

Corte de los forros traseros y corte de la pala.

img_2564

Hilvanado y cosido a máquina, se retiraron también los ojetes de las traseras.

img_2565

img_2566

Aquí los cortes listos para montarlos. Contrafuertes de cuello de suela vegetal preparados para humedecerlos, rebajarlos y colocarlos.

img_2568

En este caso concreto, el sistema elegido fue cosido blake manual, ya que el cliente encargó un par de zapatos nuevos y así ahorraba una cantidad considerable en la reparación de este par. las plantas también de cuello de suela curtición vegetal.

img_2570

img_2571

img_2573

20151211_191222

Y este fue el resultado final.

img_2583

img_2584

img_2587

img_2586

Aquí fuera de sus hormas y haciéndole las plantillas.

img_2601

img_2605

img_2606

img_2610

img_2609img_2608

img_2612

 

Loafer con borlas bespoke.

Los mocasines, también conocidos como loafers pueden y deben completar nuestro shoe wardrobe. A pesar de que es habitual en nuestro país ver a gente de alto standing usando este tipo de calzado con traje de chaqueta, los mocasines nunca se deben usar con este tipo de indumentaria; sean el modelo que sean e independientemente de la casa que los fabrique. No hay cosa más decepcionante que observar a un caballero con un traje bien cortado vistiendo unos penny o incluso unos sebagos classic. Sin embargo, si es correcto usarlos en una vestimenta semi-formal. Por ejemplo, una chaqueta azul marina y unos pantalones grises admiten perfectamente unos Tassel. También se pueden vestir con pantalones sport o con unos vaqueros, es decir, a partir del uso del conjunto chaqueta pantalón -con o sin corbata- en sus distintas características, donde su lucido uso además de indicado es muy aconsejable.

Este tipo de calzado debe su nombre a la casa que en 1920 los fabricó en España de forma artesanal. A los que fueron popularizados en otros países a lo largo de esa misma década y siguientes, proviene -el mocasín- del calzado que los nativos norteamericanos usaban sin suela dura, pero totalmente en piel y podemos recordar, fácilmente, por la forma que tenían los que usaban los pieles rojas y otras tribus indias, antes de la fundación de los Estados Unidos de América.

En cuanto a su construcción; al nivel de su empeine el clásico castellano más español y representativo, se diferencia porque su contorno delantero es muy vertical y pronunciado hacia la costura superior, que caracteriza con un cosido “hacia afuera”, que en el resto de versiones tiene una curvatura mucho más suave y su curva más abierta. El primer caso lo entiendo más serio y el segundo más sport; además es detalle especialmente significativo también el “rollo” que forman las costuras del antifaz en los extremos del primer caso por lo abultada que resulta, de ahí que se denominen también “beefroll” o “rollito de carne” en el idioma sajón, a los de este tipo.

Por lo que respecta a su distintivo adorno en la parte superior del empeine, en su lengüeta, principalmente se fabrican y diseñan con los siguientes detalles;

De antifaz. Con una pieza de cuero que recuerda a este artículo que “El Zorro” portaba en su afán de esconder su caballerosa identidad.
Detalle metálico o mixto. Con un adorno de metal, normalmente dorado, que también puede estar combinado con algún detalle de tela resistente o cuero.
De lazo. Con un cordón de cuero haciendo un nudo o lazo similar, en ocasiones como los modelos de Rubinacci este puede ser mínimo.
De borlas o en inglés Tassel. Son estos los detalles más característicos de este tipo de zapato y opino que son los adornos que les dotan de mayor cariz formal, normalmente y dependiendo del resto de características como el color y el tipo de piel.
Sin detalle alguno.
En lo que respecta al color, los más comunes siempre fueron -como no- el negro y el tono de marrón más rojizo, o cercano a la jatoba o al brandy. Pero en los últimos tiempos, sobre todo en los de piel vuelta, porque lo permiten con mayor comodidad y calidad, además que son los más indicados para los colores más arriesgados se vienen realizado en los más dispares rojos, azules, amarillos y hasta verdes. En los de la piel pulida, lo suyo es que se les “saquen” todos los tonos posibles al cuero, desde el más oscuro al más claro.

Ahora veremos las operaciones que se realizan para hacer unos loafer bespoke con borlas.

En primer lugar hay que tomar las medidas al cliente, arreglar sus hormas o fabricarlas y a continuación, cortar sus moldes, aquí vemos los moldes del corte, borlas, copete y pieza de adorno.

img_3010

Marcamos el cordón que va a conformar el adorno en la pala y a continuación se cose a mano con mucho cuidado, ya que si se varía la forma de pinchar con la lezna o incluso la forma de cruzar los hilos arruinaremos el trabajo.

img_2955img_2949

img_2957

Aquí vemos como va a quedar el bordón una vez montado en su horma.

img_2959

img_2960

Posteriormente añadimos los copetes y los forros internos.

img_2962

Ahora marcamos las tiras que van a conformar el vivo lateral del zapato, coseré desde dentro hacia fuera y quedará perfecto una vez vuelto.

img_2963

img_2964

Es necesario rebajar bien estas piezas, yo la hago a cuchilla porque me encanta su uso, si no se rebajan bien el vivo quedará excesivamente grueso y por consiguiente muy basto o tosco y muy feo.

img_2965

lo hilvanamos y lo cosemos a la máquina quedando listo para voltear, después se cose al filo.

img_2966

img_2967

img_2968

A continuación procedo a colocarle el adorno, veréis la cantidad de cambios que se pueden hacer.

img_2970

img_2971

Con diferentes adornos metálicos.

img_2972

img_2973

Bien, pero yo voy a hacer unas borlas de 7 mm, en dos colores, además una pieza que va a destacar sobre el negro, en burdeos, lugar donde irán ancladas las borlas.

img_2975

img_2976

img_2977

Aquí vemos como van a quedar.

img_2978

img_2982

Veamos como quedan si los hacemos de dos colores.

img_2981

img_2985

Rebajamos contrafuertes de cuello de suela vegetal e iniciamos el montado.

img_2987

img_2988

img_2986

img_2990

img_2992

img_2993

img_2995

img_2996

He eliminado el proceso de cosido, creo que ya está muy visto en internet y es fácil, las suelas ya están colocadas y procedo a hacerle el tacón.

img_2997

img_3001

Con agua, cristal y palillo de madera dura termino las suelas y tacones y los dejo listos para pintar o teñir.

img_3002

img_3003

img_3004

Lujado con cera caliente y trapo.

img_3006

img_3007

Retiro el adorno para proceder a limpiarlos bien y quitar restos de pegamento, ya van tomando forma.

img_3005

Primeros pasos de limpieza y abrillantado.

img_3008

Otra toma más cercana…..ya falta poco.

img_3009

Listos para sacarlos de sus hormas y entregarlos, pero antes le vamos a dar un paseo por Córdoba, por lo más bonito que tenemos.

img_3024

img_3044

img_3059

img_3036

img_3055_11

img_3079

img_3117

img_3060

img_3011

 

 

 

 

 

Afilado de cuchillas

El uso de la cuchilla se hace imprescindible en el arte de hacer calzado a medida y a mano, para ello es necesario un perfecto conocimiento de su uso y afilado, cualquiera que quiera dominar este oficio debe dominar su uso, de lo contrario, mas que un arte será un martirio para el futuro artesano, oficiales con más de 30 años de experiencia  han abandonado por este motivo, teniendo que adaptarse al uso de máquinas y procedimiento poco ortodoxos que dicen muy poco del artesano zapatero.

Os dejo un vídeo de como vaciar una cuchilla y prepararla para su uso, si tenéis alguna duda estaré encantado de dar respuesta.